Saltar al contenido



     La actividad pesquera en Gran Canaria, y por tanto en toda la franja marina que está integrada en la Reserva de la Biosfera, tiene como sello de identidad su carácter artesano y sostenible. La flota, que emplea artes de pesca tradicionales, está compuesta por embarcaciones de pequeña eslora que, con dos o tres personas a bordo, salen a faenar de madrugada para estar de vuelta a mediodía lo que confirma el carácter sostenible de la actividad en la isla. El palangre, la nasa, el cazonal, la liña de mano o la potera son algunas de las artes de pesca utilizadas. Durante la zafra del atún, muchos dejan estas artes para capturar las distintas especies de túnidos con cañas, uno a uno.      

Redes sociales