Saltar al contenido



Objetivo:

Utilizar el pastoreo controlado como herramienta para la gestión del combustible forestal y del paisaje para así evitar la propagación de incendios forestales.
Con ello se fomenta una práctica tradicional con valor histórico y etnográfico, el desarrollo y economía rural, siendo a su vez una fuente de recursos (queso, leche, carne, lana,...) de calidad, sostenibles y de cercanía.

Herramientas:

Concesión de autorizaciones de pastoreo en monte público: mediante informes técnicos que tienen en cuenta las poblaciones de especies protegidas y las cargas ganaderas, para que las necesidades de los animales no superen la producción del pastizal, se otorgan las autorizaciones de pastoreo en los montes de titularidad pública de la isla.

Sustitución de matorrales inflamables (retamares, cañaverales,...) por pastizales en lugares estratégicos para la prevención de incendios forestales, siendo éstos los cauces de barranco y las fajas auxiliares al borde de carreteras o pistas.

Recuperación de las vías pecuarias para la salvaguarda de la práctica ancestral del traslado de ganado entre costa-medianias/cumbre: la trashumancia. Esta costumbre se encuentra en vías de extinción siendo Gran Canaria la última isla del archipiélago canario donde se realiza.

 

 

 

Más información pinche aquí

Redes sociales