Saltar al contenido



   La almendra tiene mucha importancia en la repostería de Gran Canaria y los almendreros de Tunte y Tejeda son los responsables de ello. Los almendreros de estas zonas de la Reserva de la Biosfera se llenan de flores a principios de febrero y un poco más adelante tiene lugar la recolección del preciado fruto. Las almendras se clasifican en dulces y amargas. 

Las almendras dulces, lógicamente, son las responsables de la repostería tradicional de las zonas cumbreras de la isla que, con el bienmesabe como máximo embajador, dan buena cuenta de la calidad del producto. Las almendras amargas se utilizan para la extracción de aceite para varios usos: calmar dolores, hidratar la piel o aliviar las erupciones cutáneas. El aceite se obtiene mediante un complejo proceso artesanal y utilizando una prensa artesanal de madera llamada tralla. Este mágico aceite, de producción muy limitada,  se puede conseguir en algunos comercios de Artenara o tal vez entablando amistad con algún vecino.   
 

Redes sociales